28 de agosto de 2014

Bali: Jatiluwih y Pura Tanah Lot

INDONESIA 2014
Día 6/15
Capítulo 2/2

Tras la comida nos acercamos a los arrozales de Jatiluwih, declarados Patrimonio de la Humanidad. Más extensos que los de Tegallalang e igual de maravillosos. Están más acondicionados para el turismo ya que aunque en ambos es posible pasear entre los bancales, aquí el camino de entrada a los arrozales está asfaltado. El problema fue que no paró de llover, aunque gracias a los paraguas que llevaba Kerman en el coche pudimos dar un breve paseo. Si el tiempo hubiese acompañado el recorrido hubiese sido probablemente el mejor del viaje.

- Jatiluwih -

Dejando atrás los arrozales nos dirigimos al templo del mar por excelencia de Bali: Pura Tanah Lot, junto con Pura Ulun Danu Bratan es el más conocido y fotografiado de la isla. El viaje fue largo ya que se encuentra en el sur de la isla y el tráfico, como siempre en Bali, era caótico. Como ya comenté, aquí las distancias se miden en tiempo no en Km, porque no son representativos de lo que se tarda de un punto a otro.  El templo se sitúa en un emplazamiento inmejorable, en un saliente rocoso que se adentra en el mar. El camino de acceso se cubre de agua con la marea alta. Fue el lugar de Bali donde encontramos más turistas, aunque no presenciamos el atardecer que es el momento del día donde el templo está más abarrotado de gente.

- Pura Tanah Lot -

Regresamos al hotel casi a las seis de la tarde, apenas había luz y seguía lloviendo, con lo cual el chapuzón en la piscina hubo que cancelarlo. A las 9 nos fuimos en el bus del hotel hasta el centro de Ubud. Habíamos reservado mesa en el afamado Café Lotus, situado al lado del precioso templo Pura Taman Saraswati y su enorme estanque cubierto de nenúfares. La comida es buena pero no destaca respecto a los otros restaurantes donde cenamos en la ciudad y es bastante más cara (43 € vs 20-30 € para cuatro personas). El servicio tampoco destaca por su simpatía, algo inusual en Bali. Pero el lugar creo que merece una visita, especialmente para una cena romántica en pareja.
Fuimos a cenar a las 9 y estuvimos casi sólos, la vida nocturna en Ubud no es lo más destacable ya que todos los establecimientos tienen que cerrar a las 12 de la noche. Tras la cena regresamos a nuestro hotel en taxi, previo regateo claro está, con la lluvia que nos había acompañado durante casi todo el día.

Próximo capítulo: Pura Tirta Empul y Penglipuran.


No hay comentarios:

Publicar un comentario