14 de agosto de 2014

Bali: Goa Gajah, Gunung Kawi y Kintamani

INDONESIA 2014
Día 5/15
Capítulo 2/3

Tras la danza balinesa continuamos hasta Goa Gajah o cueva del elefante. Este sería el primero de los templos que visitaríamos en Bali y donde tuvimos el primer contacto con la "ceremonia del turista" que rodea a todos ellos. Nada más bajarte del coche te asaltan vendedores ambulantes que intentan venderte de todo y especialmente el sarong, un pañuelo que se coloca en la cintura, obligado para entrar a los templos. No es necesario comprarlo porque la entrada incluye el alquiler del mismo, se devuelve a la salida. El único templo de los que visitamos donde no estaba incluido el sarong fue Pura Besakih (curiosamente es el más turístico). El precio de la entrada varia según el templo, pero suele ser de 1-2 €.  La visita a todos ellos suele ser una especie de circuito donde a la salida siempre hay que pasar por los puestos de los vendedores. A menor importancia del templo, menos turistas y precios más bajos de los recuerdos.
En este templo lo más destacable es la roca labrada de la entrada con una enorme cara de un demonio. El interior es muy pequeño y carece de interés, pero el paisaje es típicamente balinés, donde la vegetación aparece por todos los lados, así como el simbolismo religioso: los baños sagrados, el árbol de la vida cubierto con el poleng (una tela de cuadros blancos y negros que simboliza la lucha entre el bien y el mal)... Todo nos llamaba la atención al ser el primer templo que veíamos, aunque este le puedes tachar de la lista si vas apurado de tiempo.


- Goa Gajah -


La siguiente parada fueron las tumbas reales de Gunung Kawi. Realmente aquí no hay nadie enterrado y se trata de un santuario dedicado a un famoso rey del siglo XI y a sus esposas. Lo más destacable son los nueve nichos excavados y en la roca. El santuario se encuentra junto al cauce del río y para acceder al mismo hay que bajar numerosas escaleras que a la vuelta con el calor se hacen bastante duras, pero de nuevo el paisaje justifica todo el esfuerzo, en este caso rodeado de los omnipresentes arrozales. También es un templo prescindible.


- Gunug Kawi -


Desde aquí partimos hacia Kintamani en el noreste de la isla, un pueblecito situado en la ladera del volcán Gunung Batur, el más activo de la isla. A sus pies se sitúa el lago Batur y cruzándolo se accede a la remota aldea de Trunyan, lugar sagrado donde los cuerpos de los muertos se dejan al aire libre bajo un árbol que en teoría les preserva de la putrefacción. Comimos en Kintamani en un restaurante donde nos llevó Kerman con unas vistas fabulosas de las laderas del volcán, con la vegetación arrasada por la lava, y el lago a sus pies. Los tres días que estuvimos de excursión por la isla el guía nos llevó a restaurantes similares orientados a los turistas: grandes vistas, comida buffet normalita y precios más elevados aunque razonables (una comida para cuatro 30 €).


- Vistas del volcán Gunung Batur desde Kintamani -


Habíamos visto la danza balinesa, dos templos y un volcán y aún quedaba medio día. Bali prometía...

Próximo capítulo: Pura Gunung Kawi Sebatu y Tegallalang.



No hay comentarios:

Publicar un comentario