7 de febrero de 2015

Museo Arqueológico Nacional

En estos días de frío polar, que apetece poco salir de casa, un buen refugio son los museos, a los cuales como podéis comprobar los seguidores del blog somos bastante aficionados. En entradas previas hemos visitado los tres famosos museos de pintura Madrid (Prado, Reina Sofía y Thyssen), así como el  entrañable Museo Naval. Hoy nos vamos a otro de los grandes museos madrileños, el recién renovado Museo Arqueológico Nacional.

Fundado en el s.XIX durante el reinado de Isabel II ha sido totalmente reformado recientemente, volviendo a abrir sus puertas el año pasado. Se ha convertido en un museo moderno, con los últimos avances en medios audiovisuales para hacer más amena la visita. 
Comparte edificio con la Biblioteca Nacional teniendo su entrada por la calle Serrano, cerca de la Plaza de Colón. Está abierto todos los días excepto el lunes y el domingo por la tarde. La entrada cuesta 3 € y es gratis los sábados por la tarde y domingo por la mañana.




Excepto si eres un experto en Arqueología es fácil perderse entre la innumerable colección de piezas expuestas. La exposición principal agrupa a piezas originarias de la Península por orden cronológico desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna. Hay otras colecciones más modestas dedicadas a Oriente Próximo, Egipto y Grecia y una interesantísima exposición de piezas relacionadas con la moneda.
Para no perderse, el museo ofrece dos recorridos temáticos, uno dedicado a la cultura de la muerte a lo largo de la historia y el otro con una selección de las piezas más valiosas. Entre ellas destaca sin lugar a dudas una que conocemos todos, la Dama de Elche, verdadero icono del museo. Toda la información sobre estos recorridos la podéis encontrar en la web del museo.
Aunque no es comparable al otros museos arqueológicos como el inigualable British Museum, nos ha parecido un museo moderno, muy bien restaurado, ameno e ideal para aprender algo de historia y pasar una buena tarde en familia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario