1 de octubre de 2015

De Kandy a Nuwara Eliya

SRI LANKA Agosto 2015
Día 7/14
Capítulo 1/2

Kandy se puede considerar la antesala de las Tierras Altas, la zona montañosa del centro-sur de la isla. Para acceder a ella se puede optar por el coche o por el afamado tren. Los ingleses descubrieron que esta zona de Sri Lanka tenía las condiciones ideales para el cultivo del té: elevada altitud (en muchas poblaciones supera los 2000 m) y un clima húmedo y no demasiado caluroso. Con el tiempo, el té de Ceilán se convirtió en el mejor del mundo y para su explotación era fundamental dotar a estas tierras de un buen medio de transporte. Por ello desde mediados del siglo XIX comenzó a circular el tren entre las verdes colinas de los campos de té, siendo hoy en día uno de los mayores reclamos turísticos del país. El tramo completo se extiende desde Kandy hasta Ella, pero son muchas horas de viaje y hay que perder prácticamente un día. Nosotros optamos por un trayecto más corto, Nuwara Eliya - Ella, que según las guías es uno de los mejores viajes en tren que se pueden hacer en el mundo y además dura apenas 3 horas. Por lo tanto nos trasladamos en coche desde Kandy hasta la capital de las Highlands: Nuwara Eliya, un trayecto de tan sólo 80 Km pero por una carretera en continuo ascenso y muy virada que exige un mínimo de 2 horas y media - 3 horas.

La primera parada que hicimos fue en un mirador de la carretera para contemplar Ramboda Falls, una cascada situada en un paisaje de postal con las verdes colinas y los lagos.


- Ramrod Falls -

El paisaje es espectacular, las colinas parecen pintadas de verde gracias a las plantas de té perfectamente alineadas. Hay muchos niños vendiendo flores y puestos de verduras y hortalizas al lado de la carretera, ya que los ingleses encontraron en estas lejanas tierras un rincón con un clima parecido al de su añorada Inglaterra y además del té introdujeron la jardinería y las huertas.
Por las laderas de las plantaciones pudimos ver a las famosas "tea pluckers", mujeres tamiles que por un sueldo mísero se encargan de la recogida de las hojas de té. La imagen de estas mujeres con la cesta en su espalda sujeta por una cinta en la frente es una de las más clásicas de Sri Lanka. La única pena es que las vimos demasiado lejos para obtener una buena fotografía.


- Mackwoods Labookellie -

Unos Km antes de llegar a nuestro destino hicimos la segunda parada en la en la fábrica de té Mackwood’s Labookellie, una de las mayores del país con más de 10.000 hectáreas y exportador de té a todo el planeta. Se anuncia con un cartel estilo Hollywood, no tiene pérdida. La entrada a las fábricas son gratuitas e incluyen una pequeña visita guiada y una degustación de una taza de té, el negocio lo obtienen de la venta de sus productos en la tienda. La visita fue bastante decepcionante porque apenas duró 10', un rápido vistazo al interior de la fábrica donde se explica el procesado de las hojas de té recogidas a diario, el cual dura menos de 24 horas. Muy interesante pero nos hubiese gustado verlo con más tranquilidad, quizás influyó la gran cantidad de turistas que había. A la salida pasamos por caja y compramos té para la familia y amigos, excelente por cierto. Otras fábricas recomendadas, y posiblemente menos masificadas, son Pedro Tea Estate y Blue Field. La primera se encuentra en Nuwara Eliya y la segunda un poco antes de llegar a Mackwoods.


Próximo capítulo: Nuwara Eliya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario