20 de octubre de 2015

De Tangalle a Unawatuna

SRI LANKA  Agosto 2015
Día 11/14
Capítulo 1/2

Dejamos atrás nuestro rincón paradisiaco en Good Karma y nos dirigimos a Unawatuna, escala final del viaje. Desde Tangalle hay 92 km y durante el trayecto seleccionamos 3 paradas. La primera fue en Dikwella para ver el llamado Ho-o-maniya Blowhole, una hendidura en las rocas de la costa donde al chocar las olas producen una columna de agua que, con el mar embravecido, puede llegar  a alcanzar los 25 metros de altura. Conviene preguntar en la taquilla (entrada 250 lkr) el estado del mar, porque si está en calma no merece la pena pagar el precio de la entrada ni subir los escalones hasta el acantilado. Es interesante, pero mucho menos espectacular que los preciosos bufones de Arenillas asturianos.


- Ho-o-maniya Blowhole -

Muy cerca se encuentra el Templo Wewurukannala. Tiene la figura de Buda sentado más alta del país (más de 50 m), pero la razón de parar aquí son las figuras de los condenados al infierno que están siendo cortados por la mitad con una sierra, abrasados en calderos de agua hirviendo o destripados por los demonios. Harán las delicias de los niños. Es un templo muy "kitsch" y en eso reside su encanto. Además no nos encontramos con ningún otro turista, tan sólo con fieles locales. Aunque no es una parada obligada, si disponéis de tiempo merece la pena. La entrada cuesta 200 lkr.


- Templo Wewurukannala -


La tercera y última fue en Dondra, la localidad más meridional de la isla y donde se encuentra un famoso faro, aún hoy en funcionamiento. El entorno del faro es precioso, con el mar rugiendo rodeado de palmeras. Aunque la entrada al faro es cara 500 lkr y la subida por las escaleras fatigosa, las vistas de la costa lo suplen con creces.


- Faro de Dondra -


Paramos a comer en Mirissa, otra localidad turística que estuvimos barajando para alojarnos. Comimos en un chiringuito en la misma playa por 17 € los tres (hamburguesa para la peque y un pescado fresco para nosotros). La playa es pequeña pero muy bonita, nos pareció un lugar interesante para alojarse, sin excesivo turista. Mirissa es famosa porque desde aquí parten los barcos para el avistamiento de ballenas, es uno de los mejores lugares del mundo para ver ballenas azules. Después de nuestra experiencia en Islandia con el "mareo ballenero" ya estamos vacunados para esta aventura y ni nos la planteamos.


- Mirissa -

En el trayecto de Koggala a Unawatuna se pueden ver los famosos pescadores ceilandeses sobre pilotes, que por ejemplo ilustran la portada de la guía Lonely Planet. Vimos unos cuantos pero entre que estaba lloviendo y que no somos muy partidarios de pagar por hacer fotos a personas decidimos no parar. 

Próximo capítulo: Unawatuna Beach

No hay comentarios:

Publicar un comentario