18 de octubre de 2015

Paraíso en Tangalle

SRI LANKA  Agosto 2015
Día 10/14

Cuando preparamos el viaje uno de los lugares que más nos costó decidir fue la playa del sur. Al final optamos por Tangalle, principalmente para poder ver el desove de tortugas en la playa de Rekawa, y Unawatuna, porque leímos que su playa era segura para el baño, aspecto muy importante si, como nosotros, viajáis con niños. Reservamos una noche en Tangalle y tres en Unawatuna. Si hoy volviese a planificar el viaje pasaríamos dos noches en cada destino.

El trayecto entre Tissa y Tangalle es de algo menos de 70 km, aunque se tarda en hacerlo casi hora y media porque en el sur encontramos más tráfico que el resto del país y además la carretera cruza muchas localidades, lo cual ralentiza aún más la marcha. Este día nos lo tomamos con calma y tras desayunar pasamos un buen rato en la piscina del Blue Turtle.

A Gama le costó encontrar el hotel de Tangalle ya que nunca había llevado a otros turistas y está alejado de la carretera, se accede por una pista de tierra en mal estado. El Hotel Good Karma fue, junto con el 98 acres de Ella, el mejor del viaje. Es otro de esos sitios que tenéis que subrayar y si vuestro presupuesto os lo permite alojaros aquí, los euros invertidos valen hasta el último céntimo (ver entrada alojamiento en Sri Lanka).

Comimos y cenamos en el mismo hotel, algo imprescindible ya que no hay otros establecimientos cercanos. La comida tiene un precio más que asequible y es muy buena. Eliges el pescado que quieres cenar y lo pescan en el día. Cenamos un pescado a la brasa y unas gambas buenísimas.

La tarde la pasamos entre la piscina y la enorme playa desierta. Estábamos nosotros solos. Es ideal para pasear y ver la puesta de sol. Sin embargo no es aconsejable para el baño ya que tiene un oleaje muy peligroso. Este es un aspecto a tener en cuenta en las playas de Sri Lanka, ya que todos los años mueren ahogados unos cuantos turistas. El lugar nos encantó, es fantástico para ir en pareja. Además el hotel tiene muy pocas habitaciones y la tranquilidad está asegurada.


- Hotel Good Karma -

Como ya he comentado, una de las razones de elegir Tangalle fue poder ir por la noche a la playa de Rekawa para ver el desove de tortugas. Desde el mismo hotel se contrata el tuk-tuk que te acerca a esta playa, el trayecto es de algo menos de media hora y cuesta 1000 lkr ida y vuelta por vehículo, no por persona. El conductor te espera hasta que regresas de la excursión y te devuelve al hotel. Sri Lanka es uno de los mejores lugares del mundo para ver desovar a las tortugas marinas. Agosto es temporada alta en Rekawa y prácticamente se puede ver a diario desovar a algún ejemplar. 

El trayecto en tuk-tuk es toda una aventura, por pistas de tierra a toda velocidad y de noche, con la única iluminación del pequeño foco del vehículo. Hay una asociación ecologista que se encarga de gestionar el acceso a la playa. Tienen una pequeña construcción de madera con paneles informativos sobre las tortugas marinas. La entrada vale 1000 lkr por adulto y 500 lkr por niño. Hay varias personas vigilando en la playa para detectar a las tortugas. Los turistas esperan mientras en el punto de acceso y cuando llega el aviso que hay tortuga se saca la entrada. Si esa noche no llega ningún ejemplar no se paga. Nos llamó la atención la cantidad de turistas que había, entre ellos muchos niños. Se accede a la playa en fila india, en silencio y con la única luz de la linterna del guía. Una vez allí se camina a oscuras por la arena, menos mal que había luna llena, hasta donde se encuentra la tortuga excavando el agujero donde pone los huevos. Se accede en pequeños grupos para ver desovar al animal y puedes esperar hasta que acabe y regrese al mar. El problema es que todo este proceso se hace muy, muy largo. Media hora de trayecto en tuk-tuk de ida y otro tanto de vuelta, una hora esperando a que llegue algún ejemplar a la playa, otra hora esperando allí para ver el desove...... y ya nos aburrimos y nos dimos la vuelta. Fácil que llegues al hotel pasada la medianoche. Si no habéis visto nunca desovar a una tortuga os lo recomiendo. Nosotros tuvimos la oportunidad de ver el acontecimiento en Costa Rica y nos pareció que estaba mucho mejor organizado (aquí en ocasiones funcionaba con la máxima de "tonto el último").

- Playas en Tangalle -

Al regresar el conductor tuvo que ser ayudado por unos compañeros para arrancar el tuk-tuk y circulaba con la luz ¡apagada¡ detrás de otro vehículo. El problema, como era de prever, fue cuando el otro vehículo giró en un cruce y al encender las luces nuestro tuk-tuk se paró. Se produjo entonces uno de los momentos cumbres del viaje, cuando el conductor dijo la, ya mítica frase para nosotros: "Sir, tuk-tuk problem". Y allí en medio de la nada, a oscuras, esperamos a que otro tuk-tuk llegase en nuestra ayuda. En 10' llegaron dos vehículos con unos turistas chinos que se alojaban en nuestro mismo hotel y con los que conseguimos llegar sanos y salvo a nuestro destino. Este episodio en sí fue mucho más jugoso que el desove.

Próximo capítulo: de Tangalle a Unawatuna.



No hay comentarios:

Publicar un comentario