12 de octubre de 2015

Subida a Little Adam's Peak


SRI LANKA Agosto 2015
Día 8/14
Capítulo 2/2

Desde la estación de tren de Ella hay unos 5' en coche hasta el hotel 98 acres. La carretera de acceso es una estrecha pista de tierra que no augura nada bueno sobre el hotel, pero al llegar a la recepción la opinión va mejorando, cuando un cochecito eléctrico te lleva el equipaje a la habitación mejora un poco más y cuando llegas a esta te das cuenta que has acertado plenamente con el hotel. Podéis leer más sobre el 98 acres en la entrada alojamiento en Sri Lanka.

Teníamos pensado subir por la tarde al Little Adam's Peak pero tras el diluvio que había caído decidimos posponer la excursión para la mañana siguiente. Así que nos fuimos a dar un chapuzón en la piscina. Estábamos nosotros solos ya que con la temperatura que hacía no apetecía demasiado meterse en el agua. Según avanzaba la tarde la temperatura mejoró y al final decidimos subir al pico. El camino cruza la recepción del hotel y discurre entre plantaciones de té. Desde el hotel se tarda una media hora en subir y algo menos en bajar. La caminata no es dura, pero el final se puede hacer muy pesado si aprieta el calor, por lo que es recomendable hacer la excursión a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, como hicimos nosotros. Las vistas desde la cima son espectaculares con las neblina rodeando a las colinas de té.

- Hotel 98 acres (arriba). Little Adam's Peak (abajo) -

Antes de cenar disfrutamos de la puesta de sol desde la terraza de la habitación. Realmente las vistas desde el 98 acres merecen por si solas la estancia en el mismo. Cenamos en el restaurante del hotel por unos 25 € los tres. La comida fue correcta, nada más, pero el edificio de madera del restaurante si que merece la pena. Como anécdota, el cocinero se pasaba por las mesas charlando con los comensales. Cuando se enteró que éramos españoles estuvo un rato charlando, alabando nuestra gastronomía y la costa levantina, donde había estado de vacaciones.
Tras la cena nos fuimos a dormir, aquí tan sólo el ruido de algún pájaro te puede molestar.
En resumen, si estáis preparando vuestro próximo viaje a Sri Lanka, subrayar ahora mismo el Hotel 98 acres. Imprescindible.

Próximo capítulo: de Ella a Tissamahara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario