9 de septiembre de 2016

Descubriendo Ho Chi Minh

Vietnam 2016
Día 3 /17
Capítulo 1/2

Tras recuperarnos del largo viaje con 8 horas de sueño nos levantamos como nuevos y fuimos a desayunar a la terraza del hotel, desde donde hay una gran vista del mercado de Ben Than y de la torre Bitexco. El desayuno era a la carta, con gran número de variedades (vietnamita, asiático, continental, inglés, americano…).  Tras el suculento desayuno nos pusimos en marcha para visitar la ciudad. Disponíamos de dos días y medio y, además de Ho Chi Minh, hoy queríamos ver los túneles de Cu Chi por la tarde. Por ello nada más llegar al hotel el día anterior contratamos esta excursión en el mismo establecimiento para no perder tiempo buscando alguna agencia. No disponíamos de otro día ya que al siguiente haríamos la excursión al Delta del Mekong y al próximo volábamos por la tarde a Camboya.

En una calle próxima al hotel (123 Ly Tu Trong) contratamos la excursión al Delta del Mekong para el día siguiente. Lo hicimos en la agencia Vietnam Adventure Tours por las críticas que habíamos leído en Tripadvisor y la cercanía al hotel. Tras tener cerradas las dos excursiones disponíamos de dos mañanas para visitar la ciudad.

La primera impresión que nos llevamos de Ho Chi Minh fue la de una ciudad moderna, bien urbanizada, con amplias calles y un tráfico infernal, especialmente de motos, una constante de todo el viaje. Este día visitaríamos el Barrio de Dong Khoi, la zona elegante de la ciudad repleta de edificios coloniales de la época francesa y de tiendas de grandes marcas internacionales. El recorrido que hicimos fue parecido al que propone la Lonely Planet pero en sentido inverso.

Nuestra primera parada fue el Edificio del Comité del Pueblo, el antiguo ayuntamiento. Coincidimos con un grupo de vietnamitas uniformados que acudían a presentar sus respetos al padre del patria, cuya estatua preside el parque situado enfrente del edificio, el cual está cerrado al público.

- Edificio del Comité del Pueblo -

Después hicimos una parada en otro parque adornado con diversos carteles de propaganda comunista que recuerdan la estética de la Unión Soviética en sus gloriosos tiempos, pero con caras orientales de sus protagonistas. En esta plaza hay un edificio, 22 Ly Tu Trong, que pasa totalmente desapercibido. Aquí se encontraban las oficinas de la CIA y el 29 de Abril de 1975 cuando las tropas del Vietcong tomaron Saigón, aterrizó en la caja del ascensor de su azotea un helicóptero para evacuar al personal estadounidense, es una de las imágenes icónicas de la Guerra de Vietnam.


- 22 Ly Lu Trong: arriba en la actualidad; abajo: 29 abril de 1975 del fotógrafo Hubert Van Es -

Continuamos nuestro recorrido hasta una plaza donde se encuentra la Catedral de Notre Dame. Los franceses son los “culpables” que Vietnam sea el país del sudeste asiático con mayor porcentaje de la población católica (10%). La fachada parece de ladrillo pero en realidad es  de granito y de azulejos de color rojo procedentes de Marsella. El interior no nos dijo gran cosa. Lo que más nos gustó de la iglesia fue encontrarnos a unos novios haciéndose el reportaje de bodas. La novia iba de blanco pero el novio tenía un traje de un azul que hacía daño a los ojos.

Al otro lado de la misma plaza se encuentra el mejor edificio colonial de Ho Chi Minh, la Oficina de Correos. Fue diseñada por Eiffel. Tiene una enorme fachada presidida por un gran reloj y un precioso interior que recuerda a una estación ferroviaria con una espectacular bóveda sobre pilares metálicos. Las paredes están decoradas con pinturas de mapas del Vietnam colonial y un gran retrato de Ho Chi Minh. Es un buen lugar para enviar postales a los amigos. Veréis botes de pegamento porque los sellos vietnamitas no son adhesivos. Otra curiosidad son unas antiguas cabinas telefónicas reconvertidas en cajeros automáticos y que tienen aire acondicionado. Un buen lugar para refrescarse un poco del pegajoso calor del exterior.

- Catedral de Notre Dame , Correos -

Tras la visita a Correos hicimos una parada en un McDonalds cercano para beber un refresco y descansar del calor. Este sería una constante, no recuerdo otro viaje donde hayamos pasado más calor. No hacía excesiva temperatura (30-32º) pero la humedad hacía que fuese en ocasiones insoportable y que te condicione realmente las visitas. 

Continuamos hacía el último edificio colonial de nuestro recorrido, la preciosa Ópera de finales del siglo XIX inspirada en el Petit Palais parisino. En un lateral de la plaza se encuentra el Hotel Continental donde se desarrolla parte de la trama de la novela “El Americano Tranquilo” de Graham Greene. Además hay dos hoteles de lujo (Caravelle y Metropolitan). 

- Ópera -

La última parada fue el Mercado de Ben Than, situado al lado de nuestro hotel. También fue construido por los franceses y en él se puede encontrar de todo. Los clientes son tanto vietnamitas como turistas. Dimos una vuelta pero no compramos nada. Habíamos quedado a la una y media para realizar la excursión a los túneles de Cu Chi. Como no teníamos aún hambre y no nos sobraba tiempo compramos unos sándwiches en una cafetería y nos los comimos en la habitación del hotel.

Próximo capítulo: túneles de Cu Chi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario