6 de septiembre de 2016

Vuelo a Ho Chi Minh

Vietnam 2016
Días 1-2 / 17

Al igual que el año pasado, reservamos parking en la T4 de Barajas en la web de Aena. Nos costó 65 € por 15 días.

Tras el viaje a Indonesia de hace dos años volamos de nuevo con Emirates, otra vez con escala en Dubái. Es la mejor compañía aérea con la que hemos volado. Asientos muy cómodos con amplia distancia con el de adelante y un sistema de entretenimiento a bordo con gran cantidad de películas, programas de TV, música o juegos. La novedad de este año es que había wifi gratuita a bordo (limitada a 2 horas por móvil). La comida está bien para lo que se suele comer en un avión.

Se puede hacer el check-in on line 48 horas antes del vuelo y al comprar los billetes se puede elegir asiento y menú. A los niños les dan un regalo (esta vez una mochila de Lonely Planet con material escolar). Se permiten 30 Kg de equipaje por pasajero y 7 kg de equipaje de mano.

Partimos a las 10 de la noche de Madrid y el vuelo duró 7 horas. Salió puntual y no hubo ninguna incidencia. En Dubái tuvimos 2 horas de escala. El problema de este aeropuerto es que por él pasan 250.000 pasajeros al día, el tercero en tráfico aéreo del mundo tras Pekín y Estambul. Según la terminal donde embarques puedes estar más o menos cómodo, algo importante en un vuelo largo y sobre todo si la escala es de varias horas. A la ida nos tocó una terminal sobresaturada. No había asientos suficientes para los pasajeros que esperaban a embarcar y los baños dejaban mucho que desear (¿os acordáis de los baños con agujero en el suelo de nuestra infancia y que aún se ven en bares de mala muerte? Pues esos). A la vuelta caímos en otra terminal y todo fue mucho mejor.




El segundo vuelo duró algo más, unas 7 horas y media. También salió puntual y llegamos a Ho Chi Minh a las 8 de la tarde hora local, del día siguiente. 
Al aterrizar nos dirigimos a la oficina “Landing Visa”. Habíamos leído que la espera suele ser de cerca de una hora, pero tuvimos suerte y estuvimos escasos 15’, también ayudó llevar rellenos los formularios desde casa. Había varias personas con carteles con el nombre de los turistas que se encargan de entregar la documentación al funcionario de turno sin hacer cola. Como comenté en los requisitos de entrada al país, ese servicio se paga aparte a la empresa que te tramita la carta de invitación. Nosotros no lo usamos.

Una vez con nuestro visado en el pasaporte pasamos a inmigración, donde nos pidieron otros formularios que te entregan en el avión. Nos pusieron el sello y listos para ir a recoger las maletas.
Al salir de la terminal nos estaba esperando el taxi del hotel con nuestro nombre (les habíamos mandado un email para reservarlo. Nos costó unos 15 $). Antes cambiamos 50 € en dongs (nos convertimos en millonarios en unos instantes) y compramos la tarjeta SIM por 10 $. Tardamos unos 40’ hasta el Hotel Anpha Boutique  (ver comentario del mismo en  “alojamiento”). Tras registrarnos por fin alcanzamos la ansiada cama después de 24 horas de haber salido de casa. Desde la habitación veíamos la Torre Bitexco iluminada por la noche. ¡ Ya estábamos en Vietnam¡.

Próximo capítulo: descubriendo Ho Chi Minh.


No hay comentarios:

Publicar un comentario