6 de octubre de 2016

Templos de Angkor: Banteay Srei

Vietnam 2016
Día 7/17
Capítulo 1/2

Después del madrugon del día anterior hoy nos lo tomamos con más calma y salimos del hotel a las 8 de la mañana. La sorpresa fue que en lugar de Vantha nos esperaba un chico joven que le sustituía porque al parecer estaba enfermo. Sería nuestro guía durante dos días y cumplió a la perfección, eso si, no conseguimos aprender su impronunciable nombre.

El plan de hoy era visitar los templos del llamado circuito largo más un templo situado a unos 30 Km de Siem Reap, Banteay Srei. Nos propuso comenzar el día visitando este, haciendo una pequeña parada en un templo del circuito largo que estaba de camino, Pre Rup.

Pre Rup es un templo construido en el s. X durante el reinado de Rajendravarman II. El recinto está protegido por dos murallas cuadradas realizadas en laterita, la piedra más usada en Angkor, con cuatro gopuras (puertas). La pirámide central tiene 50 metros y como casi todas evoca al Monte Meru. La peculiaridad de este templo son una serie de construcciones alargadas, se cree que era donde residían los monjes, y que son unos de los últimos ejemplos en Angkor ya que evolucionarían hacia las galerías que se ven en las construcciones más modernas. Es un templo interesante pero no lo consideramos esencial.


- PRE RUP -

Después continuamos hasta Bantaay Srei. Tuvimos el primer contacto con la Camboya real, la rural, con humildes casas al lado de la carretera, animales y campos de arroz con campesinos trabajando.
Al llegar al parking del templo se nota la inversión de los dólares procedentes del turismo. Tiene tienda, centro de interpretación, baños y restaurante. Además hay senderos señalizados alrededor del templo con miradores hacia los campos de arroz.


- BANTEAY SREI -

Banteay Srei es un templo hinduista del s. X dedicado a Shiva. Su singularidad es la construcción en arenisca roja que permite esculpir unos magníficos relieves, considerados la obra maestra del arte jemer. Tras atravesar varios pórticos labrados se accede al recinto interior formado por tres prasats custodiados por esculturas de monos. Son réplicas de las originales que se encuentran en el Museo de Phnom Penh. Es un templo pequeño, muy distinto al resto, en lo que destaca es el trabajo fino de tallado en sus puertas y muros. La leyenda dice que este delicado trabajo fue realizado por mujeres, de ahí que se le conozca como el templo de las mujeres.

Tras Ta Prohm fue el templo que más nos gustó. El único pero es de nuevo la masificación, teniendo además en cuenta que es un recinto pequeño y que la presencia de turistas se hace mucho más patente. Pese a ello merece la pena acercarse hasta aquí. La entrada general es válida para este templo.

Próximo capítulo: circuito largo de los templos de Angkor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario