5 de noviembre de 2016

Cómo ir a la Bahía de Halong

Vietnam 2016
Día 13/17

La Bahía de Halong es el mayor atractivo turístico de Vietnam, un punto de obligada parada para todos los que visitan el país y una de las maravillas naturales del mundo. Se encuentra a unos 180 Km al este de Hanói, que suele ser el punto de partida hacia la bahía. Lo más habitual es contratar un crucero para visitar esta. 

La opción más económica es una excursión de un día desde Hanói sin hacer noche en el crucero. Hay que tener en cuenta que el viaje hasta Halong supone al menos 3-4 horas por trayecto y que tan sólo dará tiempo a dar un breve paseo en barco por el inicio de la bahía. Lo más habitual es contratar un crucero de 1 o 2 noches. Todas las excursiones se pueden conseguir en una de las muchas agencias de viajes del Barrio Antiguo de Hanói. En temporada alta las mejores suelen tener completo el pasaje por lo que decidimos hacer la reserva desde casa por internet. Tras buscar opiniones en foros y pedir presupuestos nos decidimos por Vega Travel. Optamos por la excursión de 3 días/2 noches con una noche en el crucero y otra noche en Tam Coc. Nos costó 240 € por persona en camarote triple. El precio incluye todo lo que contaremos en los próximos capítulos, pensión completa incluida (ver descripción detallada de la agencia). Hoy no iríamos a Tam Coc y contrataríamos el crucero de 2 noches.
Vega Travel cumplió con puntualidad suiza todo el programa que nos envió. Hicimos un prepago con tarjeta de crédito, de unos 100 € desde casa, y el resto lo pagamos en la propia agencia el día que nos recogieron para salir hacia Halong. Es una agencia recomendable con guías profesionales, pero por ese precio no esperéis un crucero de lujo. Este tipo de cruceros son mucho más caros. Ojo con contratar un crucero por debajo de un nivel mínimo porque hay numerosas quejas de viajeros sobre la higiene y la comida a bordo y lo que debería ser el punto álgido del viaje se puede convertir en una pesadilla.

- Vega Travel Cruise -

El viaje en mini bus duró cerca de 4 horas. Íbamos unas 20 personas de diferentes nacionalidades (7 españoles). El guía hablaba un inglés fluido e hizo ameno el trayecto. Al llegar a Halong esperamos más de media hora para embarcar en una barca que te acerca al barco donde se realiza el crucero. Cuando subimos a bordo serían cerca de las 12:30 (habíamos salido a las 7.30 del hotel). Asignaron los camarotes por fecha de reserva. Tuvimos suerte y nos tocó uno de los mejores en el segundo piso, al lado del comedor. El camarote era justito de tamaño para 3 personas, tenía baño, ducha y una pequeña terraza que daba a la popa del barco.

Una vez instalados pasamos a comer. Se comparte mesa con otros viajeros, a nosotros nos tocó un matrimonio australiano mayor encantador. Todas las comidas en el barco fueron buenas, suficiente cantidad y calidad. Nada del otro mundo pero correcto.

El barco va surcando lentamente las aguas de esta preciosa bahía situada en el Golfo de Tonkín en la que van surgiendo moles de piedra caliza formando más de 2000 pequeñas islas y numerosas cuevas. Es un lugar sencillamente espectacular, mágico, aunque corre el riesgo de ser devorado por el turismo masivo (como muestra la numerosa basura que flota en el agua y el horror de los macro complejos turísticos y rascacielos de Halong). No tengáis miedo al mareo en el barco porque la bahía se asemeja más a un inmenso lago que al mar y no hay oleaje.

- Bahía de Halong -


Después de comer fuimos a visitar una de las numerosas cuevas, la llamada “Cueva de la Sorpresa” por una piedra que asemeja a un gigantesco pene. Es una inmensa cavidad formada por 3 cuevas bastante interesante, eso si, fuimos en procesión unos turistas detrás de otros.


- Cueva de la Sorpresa , Kayak en la Bahía de Halong -


Tras ello hicimos kayak pasando entre cuevas, viendo monos en las orillas de las islas, contemplando el atardecer sobre la bahía, una maravilla. Lo único que para mi gusto se hizo algo pesado (casi 2 horas), especialmente, si como en nuestro caso, no estás acostumbrado y además vas en la canoa con una niña. Pero fue una gran experiencia. Regresamos al barco, donde cenamos y nos fuimos a dormir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario