13 de marzo de 2017

Qué ver en Oporto III


11. Dar un paseo en teleférico

En Vila Nova de Gaia se puede tomar el teleférico que parte desde la orilla del Duero y sube hasta el Jardín do Morro, donde se cruza el Puente de D. Luis por el piso superior. El trayecto cuesta 5 €, dura unos pocos minutos y es recomendable sobre todo si viajáis con niños.


- Vista desde el teleférico -

12. Subir a la Torre de los Clérigos

Desde los 76 m de esta torre se tiene un panorámica estupenda de la ciudad. Fue diseñada por el artífice de la mayoría de los monumentos barrocos de Oporto, el italiano Nicolau Nasoni en el s. XVIII. Los que no son amantes de las alturas se ahorrarán los 4 € de la entrada, los 225 escalones y sobre todo la cola que fácilmente supera la media hora de espera.


13. Seguir la huella de Harry Potter

J.K Rowling vivió dos años en Oporto dando clases de inglés en una academia. Varios de los escenarios de sus novelas están inspirados en la ciudad y aunque las películas no se rodaron  en ellos, sino en los estudios de Londres, son claramente reconocibles. Uno es el Café Majestic situado en la comercial Rua Santa Catarina, un precioso café de época donde es imposible entrar sin hacer una cola considerable, de la cual desistimos. Hay muchos cafés tan bonitos o más en muchos puntos de la ciudad y sin necesidad de perder un montón de tiempo para entrar. 

Pero el punto por excelencia de peregrinación de  los seguidores de Harry Potter es la Librería Lello, publicitada como “la más bonita del mundo”. Bonita lo es y mucho pero todo el encanto ha desaparecido por las hordas de turistas que campan entre sus libros sin prestar atención a ninguno. A los amantes de los libros les parecerá un fraude, una auténtica turistada. Cobran 4 € de entrada, que luego se reintegran si compras algún libro, hay que hacer cola tanto para comprar la entrada como para entrar a la librería, donde no cabe ni un alma, con lo cual el placer de hojear los libros desaparece completamente. 

- Librería Lello -

14. Los Grafitis

Toda la ciudad está plagada de grafitis, algunos verdaderamente ingeniosos. Por ejemplo en la céntrica Rua das Flores están decoradas las cajas de la luz y hay grafitis de dos de los artistas portuenses mas conocidos: Hazul y Costah.

- Grafitis -


Datos prácticos

  • Para alojarse predomina la oferta de los apartamentos sobre la de los hoteles, ideal para viajar en familia o con un grupo de amigos. Nosotros nos alojamos en RVA Porto Central Flats. Apartamento para 4 personas 97 € por noche. Están situados en pleno centro y son una opción muy recomendable.
  • Si llegáis en avión la forma más rápida y económica de ir al centro es el metro. El billete cuesta 2 € más 60 céntimos de la tarjeta Andante, la cual puedes ir recargando con viajes sueltos si la necesitas para moverte por la ciudad. La usarás poco ya que el centro se recorre a pie sin necesidad de transporte público.
  • Aunque no tenga el nombre de otras ciudades europeas Oporto es un lugar muy turístico. Os esperan colas para entrar a la Torre de los Clérigos, la Librería Lello o el Café Majestic. Además en muchos restaurantes es común que no consigas comer sin reserva.
  • Guía: Oporto de Cerca, Lonely Planet 2016. 12,90 €


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada